Game Over Game Over
¿Juegas?
 

ChatChat BuscarBuscar MiembrosMiembros
Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios RegistrarseRegistrarse
PerfilPerfil Entre para ver sus mensajes privadosEntre para ver sus mensajes privados LoginLogin






Primera Reunión de la Ruleta. Marzo. Capítulo 1.

 
Publicar nuevo tema   Responder al tema    Foros de discusión -> El Antro
Ver tema anterior :: Ver tema siguiente  
Autor Mensaje
Narrador
Nivel 1




Registrado: 31 Ene 2009
Mensajes: 5

Reputación: 2.9Reputación: 2.9


MensajePublicado: Dom Mar 01, 2009 9:19 am    Asunto: Primera Reunión de la Ruleta. Marzo. Capítulo 1. Responder citando

Una iluminación ténue, cadavérica, iba a escenificar la primera reunión que se llevase a cabo entre esas cuatro paredes de piedra. La habitación constaba de un mobiliario tan simple como elocuente: una mesa redonda, de madera oscura, rodeada por siete sillas de aspecto antiguo. Y en el centro de dicha mesa, una ruleta completamente negra con pequeñas esferas en el interior de rojo brillante.

El Antro, la sede de Game Over, parecía más un escenario de la edad media atrapado en la actualidad, que una verdadera habitación donde se decidía la muerte de civiles. Y eso, lejos de hacerlo extraño, simplemente lo hacía enigmático. No era un lugar agradable en el que pasar el tiempo.

Los asesinos fueron llegando a la cita cuando llegó la hora acordada. Vestían capas oscuras o máscaras, según la persona, y se veía a leguas que no eran personas normales. Quizás influía el hecho de que ninguno tenía la más mínima muestra cálida ni en la mirada ni en los gestos. Hablaban en susurros, en voz grave, y ese era el único sonido entre esas cuatro paredes de aspecto sepulcral.

Cuando todos estuvieron presentes, ocuparon esas siete sillas disponibles. Reinó el silencio. Entonces una pantalla oscura, plana y empotrada en una de las paredes, que hubiera pasado desapercibida antes, se encendió con un ligero 'click'. En ella se vio un fondo negro y un solo símbolo en el centro: un interrogante dibujado con la textura de la sangre.

Interrogante estaba presente.

"Buenas noches" su voz era metálica, distorsionada a propósito, cuando inundó la habitación "Y bienvenidos al Antro. Me alegra ver que por aquí se encuentran caras... conocidas"

Un murmullo grave reinó entre los presentes, pero solo fue unos instantes. Luego, la escenificación de Interrogante volvió a hablar.

"Nuestra labor hoy será decidir los nombres de aquellos que morirán en esta partida. Para ello he dispuesto de todos sus nombres contenidos en esferas de cristal que podran encontrar en el interior de la ruleta" varias cabezas encapuchadas se dirigieron a la ruleta de la mesa redonda. En confirmación, esas esferas de cristal rojo parecieron emitir un destello en confirmación. "Ahora mi ayudante va a hacer la repartición".

Pasaron unos segundos de expectación entre los presentes. Ni las respiraciones se oyeron cuando Interrogante pronunció el nombre.

"Ragdoll".

Entonces una figura, la más pequeña y frágil del lugar, se puso en pie. Bajo la capa de terciopelo brillaron unos ojos negros una fracción de segundo, para luego volver a caer en penumbras.

Ragdoll pareció apretar algún botón oculto que se encontraba en la parte inferior de la mesa, aunque nadie pudo estar seguro de eso.

La ruleta empezó a girar.

Cuando por fin se detuvo, por una obertura inferior salió una de las esferas carmesí que cayó sobre la superficie de madera y, rodando, avanzó hasta la esquina de la mesa en que se encontraba la pequeña Ragdoll. Al llegar a su alcance, la niña la tomó con la manita y la miró unos instantes, inmovil, estática y meditativa.

Luego cerró la mano en un puño y la pequeña bolita de cristal se hizo añicos en su palma con un sonido agudo. Cuando volvió a abrirla, solo quedaban los restos de vidrio y, entre ellos, sobresaliendo una papeleta negra. Sin leerla, Ragdoll se la guardó en el bolsillo de su capa.

Ragdoll había sido la primera en recibir su víctima. Y a ella, la seguirían los otros seis asesinos que esperaban su turno con la perfecta paciencia de estatuas de piedra.



[Os explico: este post permanecerá abierto por si alguien le apetece postear narrando como recibe su víctima igual que Ragdoll. En ese caso, deberá usar su apodo cada vez que se refiera a su personaje en la narración. Las víctimas serán enviadas por mp.]

Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
Vega
Nivel 3




Registrado: 14 Feb 2009
Mensajes: 80

Reputación: 15.1Reputación: 15.1
votos: 3
Sexo:Este usuario es un Hombre

MensajePublicado: Dom Mar 01, 2009 9:50 am    Asunto: Responder citando

Balrog '' la cerda'' avanzó hasta los asientos sin hablar con nadie. Se levantaron murmurllon cuando pasó, y mas d eunole señalo.

Su aspecto no era precisamente normal. Llevaba unos pantalone lilas ajutados con bandas amarillas por los lados, una banda roja atada a su cintura y una serpiente tatuada en el pecho desnudo, enroscandose por su tronco ahsta dar al pecho.

Tampoco se le veía el rostro, tapado por una mascara de marmol blanca con un simbolo lila en ella.
Pero lo mas peculiar era el arma que lelvaba. En su mano izquierda llevaba un guante con una garra plateada, dandole un aspecto más de bestia que de hombre.

Sin hacer caso a los presentes se sento en una de las sillas y esperó.
Cuando se encendió la pantalla con el simbolo del interrogante se quedo observandola. La voz era electronica, no cabía duda, distorsionada a proposito.

"Nuestra labor hoy será decidir los nombres de aquellos que morirán en esta partida. Para ello he dispuesto de todos sus nombres contenidos en esferas de cristal que podran encontrar en el interior de la ruleta. Ahora mi ayudante va a hacer la repartición".

Cuando nombro el nombre de Ragdoll miré hacia una pequeña figura que cojió una de las bolas y reventó una de las bolas de cristal. Ni siquiera leyo el papel, lo guardo y se volvió a sentar.
Todo quedo en silencio y yo entorne los ojos. Oí de nuevo la voz metalica.

''balrog ''la cerdad'' '' se notaba el pesimo español con la distorsión. El hombre se levanto y con elegancia pulso el boto con su mano derecha. La bolita deslizó hasta él y llego a su mano. La cojio y con la garra la abrio de una gilmovimiento. Miro el papl y entornó lso ojos ahsta que nofueron mas que rendijas...lo unico que se veía de su rostro, esos ojos verdes, frios...

Se volvio a sentar mientras guardaba en el pliegue de su larga cinta roja de la cintura y espero al resto de participantes, sin decir nada.

_________________
Vamos, horrible y patético adversario,lucha.
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor
Aneka
Nivel 4




Registrado: 01 Feb 2009
Mensajes: 127
Ubicación: Dentro de tu mente, asechando tus próximos pasos.
Reputación: 32.2Reputación: 32.2Reputación: 32.2
votos: 2


MensajePublicado: Dom Mar 01, 2009 5:20 pm    Asunto: Responder citando

Blackrose había llegado temprano, no tenía mucho que hacer ese día, eso era lo único en su lista de planes. Estaba sentada inmóvil sumida en sus pensamientos, con una capa negra que consistía también en una capucha que solo dejaba al descubierto sus ojos negros, brillantes, ansiosos por matar.

De pronto todo mundo calló. Interrogante se había hecho presente. Saludó y llamó al primer asesino a encontrar su víctima.
"Ragdoll" dijo.
Aneka levantó la vista, ya que no miraba el acto y pudo darse cuenta de quién se trataba.
Nina... la pequeña del parque..
Observó como la pequeña esperaba su bolita y cuando la tuvo en su mano la explotó. Se guardo su papeleta sin mirarla.
La siguió con la mirada hacia su asiento, y luego bajo la cabeza.

Escuchó otro nombre, un muchacho esta vez. Pero no levantó la vista, no quería hacer contacto visual con ninguno allí presente, salvo la pequeña Ragdoll, que le inspiraba ternura, a pesar de todo.

-Blackrose, es tu turno.
Dijo una voz grave. Levantó la vista y asintió enérgicamente. Se acercó despacio y presionó un botón extraño. Esperó unos segundos y la pequeña bolilla salió. Con su, no aparente, increíble fuerza presionó la bolilla y esta se partió en dos, dejando a la vista su papel negro. En el estaba gravado el nombre de su víctima.
Sonrió friamente y un brillo de emoción se notaba en sus ojos negros como la noche.
Se dirigió a su asiento pasando la mirada por la pequeña nuevamente. Y tomó asiento, esperando que el acto concluyera.

El juego ha comenzado...
Pensó para sí y la sonrisa no se desdibujo de su rostro.
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado MSN Messenger
Zaphira
Nivel 4




Registrado: 09 Feb 2009
Mensajes: 132
Ubicación: Entre los plieges de tu cuerpo... Bebiendo ávidamente tu sangre...
Reputación: 26.8Reputación: 26.8Reputación: 26.8
votos: 2


MensajePublicado: Dom Mar 01, 2009 6:59 pm    Asunto: Responder citando

Basilisk había ido pronto, no le gustaba mucho salir de casa pero esta cita era importante, esperaba, paciente y relajada, a que su nombre fuese pronunciado. Su capa negra con capucha grande y los suficientemente amplia para que nadie viese su rostro, al estar sentada como estaba, con las piernas cruzadas, solo se apreciaba el pico de sus botas negras.
Ragdoll.
Escuchó levemente, alzo un poco la mirada y pudo ver una pequeña figura, después le siguió un chico y otro pequeño personaje encapuchado.
- Basilisk, es la hora.
Le dijo una voz grave, distorsionada, siniestra. Asintió levemente para seguidamente presionar un botón debajo de la mesa, la bolita de cristal fua a para a la palma de su mano, ejerciendo un poco de fuerza la partió en dos y sacó el papelito negro. Le dio una leve ojeada, sonrrió sádica, demente, fría ante los dos nombres que aparecian en su papeleta.
Es hora de divertirse...

_________________
Seduciendote, guiandote, buscandote en la oscuridad...
Satisfecha de haber arrancado el ultimo suspiro de vida de tus carnosos labios marmóreos...


¿Te atreves conmigo... Baby?
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor
Adrien
Nivel 1




Registrado: 04 Feb 2009
Mensajes: 16

Reputación: 5.7Reputación: 5.7Reputación: 5.7Reputación: 5.7Reputación: 5.7
Sexo:Este usuario es un Hombre

MensajePublicado: Dom Mar 01, 2009 7:09 pm    Asunto: Responder citando

Luego de la imperante voz de Interrogante, reinando por encima de los tenues murmullos que apenas escapaban de aquella definición, uno a uno fueron alzándose desde sus asientos los nombrados, presionando el botón que frente a su asiento tenían y obteniendo el obsequio de la Ruleta; la suerte de todos los presentes; su triunfo o su fracaso, quizá incluso su vida misma, se hallaba encerrada dentro de aquella frágil esfera de cristalino tono rojizo.

Creaba una inverosímil sensación de ironía saber que de ese delicado objeto pendían tantas vidas.
Uno a uno, pudo recordar sus nombres. La pequeña silueta de Ragdoll se incorporó y por tan sólo ínfimos instantes, mientras realizaba ejemplar su tarea y más tarde volvía a su lugar, pudo observar frente a sí el helado brillo de sus ojos oscuros, mas luego retornaron a la penumbra de sus ropas.
Las bestiales garras de Balrog volvieron añicos la pequeña esfera, así como lo hicieron los aparentemente frágiles dedos de la Rosa negra y de Basilisk.
Sus ojos grises observaron cada movimiento que era posible apreciar, desde su sitio tras un sencillo antifaz que cubría hasta la mitad su rostro, imitando una máscara veneciana; los colores predominantes en ella la dividían en dos partes irregulares: una blanca, otra negra. En ambas esquinas de la prenda, se arremolinaban complicados arabescos dibujados, contrastando con el color opuesto.

-Mystik -anunció la voz metálica de Interrogante- tú sigues.
Un imperceptible asentimiento siguió a aquella orden y extendió una mano enfundada en cuero a través de la mesa, presionando el botón correspondiente. La suerte se deslizó por la pulida superficie de madera y cayó en su palma con facilidad. Entre sus dedos índice y pulgar, el vidrio estalló, diseminándose sobre el suelo en luminosos trozos.
Y el ganador es...
Su mirada se posó ínfimos instantes sobre el papel de carbónico color; al que luego estrujó entre sus dedos al cerrar su puño y volver a su posición: nuevamente la expresión pétrea al desaparecer un rastro de sonrisa, los brazos cruzados sobre el pecho; nuevamente una estatua de oscuro metal.

_________________
Every murderer is probably somebody's old friend.-
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
Dimitri
Nivel 1




Registrado: 28 Feb 2009
Mensajes: 16

Reputación: 5.3Reputación: 5.3Reputación: 5.3Reputación: 5.3Reputación: 5.3
votos: 1


MensajePublicado: Mar Mar 03, 2009 6:49 pm    Asunto: Responder citando

Lejos de las imperiosas figuras de unos y las apariencias peligrosas de otros asesinos, contra todo pronóstico, había alguien que no parecía destacar especialmente entre los presentes.

End se encontraba sentado en aquel momento. Su atuendo consistía en algo tan simple como una gabardina negra sin mucha ostentación y ropa del mismo color; el rostro lo llevaba cubierto con una máscara completamente oscura, lisa y llana, sin otro relieve que el de dos fisuras alargadas por donde asomaba un atisbo del color verduzco de sus ojos.

Nadie diría que el hombre que esperaba su turno allí, sentado tranquilamente, era un potencial asesino. Es más, dejando de lado la máscara, incluso hubiera podido pasar por un civil normal y corriente.

Pero por algo las apariencias engañaban.

-End -una sola palabra dicha en voz mecánica.

End se puso en pie. Sus pasos no resonaron cuando avanzó hasta la ruleta y, tras haber apretado el botón, espero a que la esfera de cristal rojo se deslizase por la mesa hasta su mano enguantada de negro.

Cuando apretó la mano y el cristal se resquebrajo, aún tardó unos instantes en mirar al nombre escrito en el papel.

Un nímio atisbo de respiración escapó de sus labios apenas abiertos. La mano enguantada fue a dejar el papel en un bolsillo y End regresó a su sitio con el mismo paso discreto.

No se podía divisar ni una mísera emoción a través de su máscara de sólida penumbra.
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
Alexa
Nivel 1




Registrado: 05 Feb 2009
Mensajes: 21

Reputación: 4.7Reputación: 4.7Reputación: 4.7Reputación: 4.7
votos: 1


MensajePublicado: Mar Mar 03, 2009 8:09 pm    Asunto: Responder citando

Todos se encontraban en lugar donde se convocaba la reunión para tener frente al gran líder aunque fuese por una pantalla.
Abyss dió un pequeño suspiro sumado a sus nervios al principio, aquello no era algo de lo que se acostumbrase fácilmente, pero por su padre adoptivo tenía que poder con ello.

Miraba así como la mayoría de sus compañeros se acercaban a la ruleta.
La castaña vestida de negro al igual que el resto espero a que su apodo "Abyss" resonase en el cuarto , para levantarse hasta el susodicho aparato y apretar el botón.

La esfera de cristal no tardó en aparecer y ella la tomó entre sus pálidas manos, apretándola para poder romperla y dejar a su vista el nombre de aquella quién sería su víctima.
Ninguna expresión que demostrase su incomodidad, no cuando ya sabía el nombre de su víctima.

Abyss luego de haber cogido su papel y de haberselo guardado en un bolsillo de su abrigo, retomó su asiento con su acostumbrada calma.
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
Leon McAllister
Nivel 3




Registrado: 01 Mar 2009
Mensajes: 52
Ubicación: A donde quiera que se vea emoción y Riesgo
Reputación: 11
votos: 1
Sexo:Este usuario es un Hombre

MensajePublicado: Dom Mar 08, 2009 6:15 pm    Asunto: Responder citando

El sujeto habia acudido temprano a la cita para definir quienes serian los 'elegidos' por la Ruleta. Al chico le encantaba la puntualidad y observó como todos los demas iban llegando con, sus capcuchas y mascaras para ocultarse. El tenia una capucha también y una mascara 3/4 color negra con detalles guindos y en la parte de la boca unas pequeñas rejillas que asomaban un cubrebocas negro, su máscara solo dejaba ver su ojo derecho y parte de su flequillo rubio.

El silencio se hizo presente al aparecer en una pantalla un simbolo de interrogación hecho al parecer con sangre. Luego de decirles el objetivo llamo al primer asesino.

-Ragdoll- A estas palabras una pequeña niña apretó un botón al parecer oculto y tomo su victima sin siquiera verla...Extraño.

Asi fueron pasaron todos los demas hasta que finalmente se escuchó al lider hablar.

-Rayn, es tu turno- La voz distorsionada llamó al chico, quien sin decir nada, tomó el arma que tenia recargada en la silla, una especie de revolver que al final tenia una cuchilla, la posó en sus hombros y caminó hasta la ruleta.

La observó unos segundos para después presionar el botón oculto bajo la mesa, el cristal rojo rodó por la mesa hasta el y con 2 de sus dedos hizo presión sobre ella para sacar el negroso papel y leer el nombre de el elegido.

-Qué Interesante- sonrio bajo su mascara y sus ojos brillaron, luego de cerro su puño con el papel y se dirigió de nuevo a su silla.

(Ya se que solo habia 7 sillas, pero me dijeron que no importaba mucho =P)

_________________
La vida es solo un gran juego, puedes ganar o puedes perder.
Conmigo siempre perderás.
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor MSN Messenger
Marimo
Nivel 1




Registrado: 12 Feb 2009
Mensajes: 5

Reputación: 2.7Reputación: 2.7


MensajePublicado: Lun Mar 09, 2009 7:47 pm    Asunto: Responder citando

Había salido temprano de casa, a paso lento llegó al lugar.
Todos los que la iban por la calle la miraban con curiosidad, aunque es lo que la mayoría de la gente hace cuando ve a una chica usando un enorme vestido negro del siglo XVIII acompañado de un sombrero igual de grande que solo dejaba a la vista sus labios.

Una vez sentada junto a sus compañeros resonó en la habitación la voz del interrogante, miro con atención la pantalla como si algo increíble fuera a pasar, espero hasta que llegara su turno, uno tras otro recibía la pequeña esfera de cristal, ella se limitaba a mirarlos con manos en el regazo. Al parecer a todos les había llamado la atención la pequeña figura llamada Ragdoll, y ella no fue la excepción, le sonrió con ternura a la pequeña mientras esta rompía en mil pedazos la pequeña esfera.

Cuando casi todos habían pasado ella ya estaba algo aburrida, comenzó a jugar con sus manos y en la habitación resonó la voz del interrogante.

-Senshi.

Elegantemente fue a recoger la pequeña esfera, se sentó de nuevo en su silla y rompió la bolita contra la mesa como si se tratara de un huevo.

Sacó el pequeño papel negro y miro el nombre de su victima, mientras sonreía con malicia y ternura, una combinación realmente extraña.

Dobló el papel a la mitad con cuidado y lo guardo en su zapato.
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
Mostrar mensajes de anteriores:   
Publicar nuevo tema   Responder al tema    Foros de discusión -> El Antro Todas las horas son GMT
Todas las horas son GMT
Página 1 de 1


 
Cambiar a:  
Puede publicar nuevos temas en este foro
No puede responder a temas en este foro
No puede editar sus mensajes en este foro
No puede borrar sus mensajes en este foro
No puede votar en encuestas en este foro




Powered by phpBB © 2001 phpBB Group

Crear un foro | foros de Colecciones | Hosting gratis | soporte foros | Contactar | Denunciar un abuso | FAQ | Foro ejemplo

Para vps hosting ssd en Desafiohosting.com